Western Hemisphere 2021: Energy Landscape & Outlook

Western Hemisphere 2021: Energy Landscape & Outlook

See Report in Own Window
Perspectives from the Institute of the Americas Energy & Sustainability Non-Resident Fellows

The Institute of the Americas invited our 2021 Non- Resident Fellows to prepare short essays with their views on the landscape and outlook for the sector.
Our Fellows are based across the Western Hemisphere and thus provide a unique angle to better understand the contours and possibilities for the coming year. Their essays set forth a high-level overview and outlook based upon two principal questions:

  • What is the key energy trend to watch this year?
  • What is the general landscape and outlook this year for the energy sector in your country?

Generated by FlippingBook Publisher

December 2020 Year-End Energy Panorama

December 2020 Year-End Energy Panorama

Season’s greetings from La Jolla! It has been a challenging year, but we hope this edition of Energy Panorama finds you well and beginning to enjoy the holiday season. We are pleased to share our annual compilation for your holiday reading, viewing and listening pleasure.

We concluded the year with our Argentina Virtual Oil & Gas Roundtable, a program that had been set for in-person sessions in mid-March in Buenos Aires. The event focused on balancing potential and challenges, as our event summary is titled.  Across several panels this conundrum was very evident: panelists highlighted the huge potential for oil and natural gas production, while also lamenting the shortfalls due to economic, political and regulatory instability. But, there was a good deal of optimism, based largely on the recently enacted Plan Gas 4 policy framework and bidding, as well as an uptick in activity in the country’s oil patch. The event summary and panel videos can be found below.

Keeping with our annual tradition, the December edition of Energy Panorama serves to provide a year-end reflection through selected reports, analysis, podcasts and webinars that we produced this year, as well as insights from our diverse programming across the hemisphere. What follows is a curated compendium of the 2020 IOA Energy & Sustainability Program.

While the early part of 2021 looks to be more of the online, virtual setting, we hope to see you in the latter part of the year. Indeed, 2021 marks the 30th anniversary of the La Jolla Conference and we will be making a major announcement in January.

We wish you and yours a joyous and peaceful holiday season!

Argentina Virtual Oil & Gas Roundtable

Argentina Virtual Oil & Gas Roundtable Event Summary

Argentina Virtual Oil & Gas Roundtable Videos

Latest Opinion & Analysis

Latin American Electric Utilities COVID-accelerated Evolution

Collaborative Clean Energy Innovation for Economic Recovery

Madrid Energy Conference

Curtain Raiser Videos

La Jolla Energy Virtual Conference

Panel Videos

Other Event Videos from 2020

Colombia Oil & Gas Outlook

Caribbean Energy Security & Challenges Post-COVID-19

Bolivia‚Äôs Energy Future ‚Äď Perspectives for the Next Administration

Reports from 2020

Guyana’s Gas-to-Power Potential

How the U.S. Election May Influence China’s Engagement in the Americas

So, You Want to Make Batteries Too?

The Economic and Strategic Arguments for Renewable Energy in Mexico

The Day After: Latin America’s response to key energy issues derived from COVID-19

XXIX La Jolla Energy Conference Summary Report

COVID-19 and Latin America’s Energy Sector: Today, Tomorrow and Beyond the Crisis

Informe Energía México 2020

Baja California Energy Outlook 2020‚Äď2025

Opinion & Analysis from 2020

Chile a la cabeza del Hidrógeno Verde en América Latina

Can Latin America Produce Sustainable Aviation Fuels?
Will Argentina’s New Plan Successfully Boost Gas Output?
Has Progress on Latin America’s E-Mobility Stalled?
Looking for Jobs in Latin America ‚Äď Can the Energy Transition Help?
A Not-To-Do List for Guyana’s New Administration When It Comes to Oil
Is Chile On Track to Become Carbon Neutral By 2050?
Pros and Cons of a Super Regulator ‚Äď The case of the Spanish Regulator
Is Covid Speeding up Latin America’s Energy Transition?
Energy Integration Key After the Pandemic

Latin America’s Potential Green Hydrogen Economy
Do Mexico’s New Power Sector Rules Favor the State
Electricity Demand During Lockdown: Evidence from Argentina
Will Investors Leave Vaca Muerta Amid Lower Oil Prices?
Walking the Talk on Climate Change after the Pandemic: Reorienting State-Owned Enterprises towards Sustainability
Mexico‚Äôs Fuels Market and a ‚ÄúDouble Whammy‚ÄĚ
Climate change and human rights
Does Hydrogen Fuel Have a Bright Future in Latin America?
‚ÄúSamba‚ÄĚ Auctions, a Model for Latin America

Webinars from 2020

Global LNG and South America Natural Gas Update ‚Äď A Madrid Energy Conference Curtain Raiser Webinar

Clean Energy in Mexico Webinar Series

Managing Critical Mineral Supply Chain Risks

Renewables Argentina Trends Expectations Investment Perspectives

The Future of Clean Energy Demands Critical Mineral Policy Solutions

Energy Resource Governance Initiative (ERGI)

Material Metal Security Low Carbon Energy Transitions

Climate Change and the Oil Sector

Chile a la cabeza del Hidrógeno Verde en América Latina

Chile a la cabeza del Hidrógeno Verde en América Latina

This article was originally published in PV Magazine

Cecilia Aguill√≥n, directora de la Iniciativa Transici√≥n Energ√©tica, del Instituto de las Am√©ricas: ‚ÄúEl sector el√©ctrico de Am√©rica Latina est√° bien posicionado para ser el principal impulsor del hidr√≥geno limpio, ya que el ritmo de los proyectos de energ√≠a solar y e√≥lica sigue aceler√°ndose. ‚ÄĚ

Pv magazine México, presenta hoy un texto de Cecilia Aguillón, directora de la Iniciativa Transición Energética, en el cual establece que América Latina está lista para la economía del hidrógeno verde.

Justifica que el momento por el cual está atravesando la región y el mundo, los mercados de hidrógeno limpio pueden ser clave en la recuperación económica de la pandemia de la Covid-19. El hidrógeno verde, reafirma Cecilia, acelerar la descarbonización de los sectores de la electricidad y el transporte de América Latina, atraer inversiones y crear fuentes de trabajo.

Aquí el texto integro de la directora de la Iniciativa Transición Energética del Instituto de las Américas.

‚ÄúAm√©rica Latina cuenta con algunos de los recursos de energ√≠a renovable m√°s abundantes y competitivos del mundo, incluyendo la energ√≠a hidroel√©ctrica, la energ√≠a solar y la e√≥lica. Los elementos que hacen de la regi√≥n un l√≠der mundial en energ√≠as renovables pueden facilitar un ascenso similar para la producci√≥n de hidr√≥geno limpio en esta d√©cada. Pero es importante se√Īalar que, para estimular la inversi√≥n, las econom√≠as deben ser apoyadas y mejoradas a trav√©s de pol√≠ticas y programas de incentivos de mercado.

Tomemos como ejemplo la industria fotovoltaica. La energía fotovoltaica ha demostrado que con el marco político adecuado y aplicado con éxito, el mercado no solo se estimula, sino que además ha llevado a una gran reducción de los costos. Los precios medios de la energía fotovoltaica en los Estados Unidos cayeron un 89 por ciento, de 359 dólares por MWh en 2009 a 40 dólares por MWh en 2019. La importante subasta de energía llevada a cabo en México en 2017 entregó precios de 20 dólares por MWh.

Las pol√≠ticas de energ√≠a limpia con objetivos y marcos claros aplicadas en los pa√≠ses de Am√©rica Latina en los √ļltimos a√Īos dieron lugar a subastas de energ√≠as renovables que fueron sobre suscritas. Las pol√≠ticas tambi√©n generaron precios de electricidad entre los m√°s bajos del mundo, al tiempo que inyectaban miles de millones de d√≥lares de inversi√≥n directa en sus econom√≠as.

El sector eléctrico de América Latina está bien posicionado para ser el principal impulsor de un auge del hidrógeno limpio, ya que el ritmo de los proyectos de energía solar y eólica sigue acelerándose. Sin embargo, en algunos casos, su carácter intermitente crea desajustes entre la oferta y la demanda de electricidad en el sistema, lo que lleva a los operadores de la red a interrumpir temporalmente la generación cuando ésta supera la demanda. Esto reduce el rendimiento de las inversiones. Se necesitan baterías fiables y rentables para hacer frente al problema. El almacenamiento basado en el hidrógeno se está perfilando como una solución técnicamente viable y eficaz, pero hay que hacer más para fomentar una industria competitiva.

Seg√ļn el √ļltimo informe de la IRENA sobre el hidr√≥geno y las energ√≠as renovables, el costo medio m√°s bajo de la producci√≥n de hidr√≥geno a partir de la energ√≠a e√≥lica es de 23 d√≥lares por MWh. Hay consenso en que la reducci√≥n del costo de almacenamiento ayudar√° a maximizar el uso de la generaci√≥n de energ√≠a renovable, reducir√° las importaciones de energ√≠a y contribuir√° a la prosperidad econ√≥mica. Hay aliados naturales en este esfuerzo. Los responsables de la formulaci√≥n de pol√≠ticas y los reguladores, junto con las empresas el√©ctricas y los inversores en energ√≠a renovable, est√°n cada vez m√°s alineados con objetivos y metas similares. Am√©rica Latina no tiene que empezar de cero; hay importantes lecciones que se pueden aprender de todo el mundo. Los proyectos de hidr√≥geno limpio que se est√°n desarrollando en Asia, Europa y Estados Unidos podr√≠an conducir a pol√≠ticas, programas e industrias robustas. Las lecciones aprendidas y las mejores pr√°cticas de los primeros adoptadores pueden ser cosechadas y adaptadas para desarrollar mercados exitosos de hidr√≥geno.

En América Latina, Chile podría surgir como líder del mercado del hidrógeno limpio, ya que el país tiene un excedente de producción de electricidad solar y eólica que podría aprovecharse para producir hidrógeno. El Gobierno ya está elaborando su conjunto de medidas de estímulo para la etapa posterior a la pandemia, centrándose especialmente en la descarbonización de la energía para 2040, con el respaldo de políticas agresivas orientadas al crecimiento y al ulterior despliegue de la energía renovable y la movilidad eléctrica. El Ministerio de Energía incluso está trabajando en un plan específico para desarrollar un mercado del hidrógeno. Además, el Gobierno de Chile está recabando la participación de sus sectores energético y de la energía para que se sumen a este esfuerzo. El éxito de Chile en el despliegue de la energía solar y eólica, junto con su nueva estrategia de descarbonización, puede ser un sólido ejemplo para el desarrollo de mercados de hidrógeno sostenibles y sólidos en toda la región.

Para muchos países de América Latina, uno de los desafíos más espinosos para reducir las emisiones de su sector de transporte. Incluso mercados de energía renovable muy promocionados, como el de Costa Rica, han luchado por reducir el consumo de combustibles fósiles para el transporte. El hidrógeno muestra que hay una solución posible. De hecho, el hidrógeno puede ayudar a descarbonizar el sector de los combustibles, muy probablemente como fuente para el transporte pesado, como los autobuses y camiones de larga distancia, los trenes, los barcos y los aviones.

El entorno actual de bajos precios del petr√≥leo est√° proporcionando a muchos pa√≠ses un alivio de los onerosos subsidios a los combustibles. De hecho, en algunos mercados como el de Ecuador los est√°n eliminando por completo. Podr√≠a ser prudente considerar la aplicaci√≥n de algunos de estos ahorros para promover la modernizaci√≥n de su infraestructura de transporte p√ļblico para dar cabida al uso de combustibles limpios y, por extensi√≥n, apoyar el desarrollo econ√≥mico y la reducci√≥n de las emisiones de CO2.

Las compa√Ī√≠as petroleras nacionales han tenido que cerrar las refiner√≠as debido a la reciente ca√≠da de la demanda de combustible causada por los cierres en la lucha contra la pandemia de Covid-19. Este cierre forzoso podr√≠a brindar la oportunidad de utilizar el tiempo para modernizar el equipo y capacitar a los trabajadores en la producci√≥n de combustible de hidr√≥geno. La adopci√≥n de esas medidas a corto plazo permitir√≠a dar un paso importante hacia la diversificaci√≥n al tiempo que se hace la transici√≥n a los combustibles no contaminantes. En algunos casos, las empresas petroleras y de gas pueden obtener financiaci√≥n a bajo costo, adem√°s de contar con la infraestructura, los canales de distribuci√≥n y los conocimientos t√©cnicos necesarios para producir combustibles. A medida que los pa√≠ses salen de la pandemia y examinan las pol√≠ticas y los planes de est√≠mulo para reactivar sus econom√≠as, los gobiernos deber√≠an seguir considerando la posibilidad de elaborar hojas de ruta que incluyan la promoci√≥n del hidr√≥geno no contaminante para descarbonizar sus sectores de la energ√≠a y el transporte.

Uruguay es un claro ejemplo de que las asociaciones entre el sector p√ļblico y el privado pueden trabajar para desarrollar un mercado local del hidr√≥geno y uno que pueda informar a los pa√≠ses vecinos. La compa√Ī√≠a petrolera nacional ANCAP junto con el gobierno, la compa√Ī√≠a nacional de electricidad UTE, el Banco Internacional para el Desarrollo (BID) e inversores privados est√°n desarrollando un proyecto piloto para producir hidr√≥geno utilizando energ√≠a renovable para alimentar camiones y autobuses, y para apoyar la electricidad verde a trav√©s del almacenamiento. Esto se alinea con el objetivo del gobierno de alcanzar el 100 por ciento de renovables para 2030. Se elabor√≥ una hoja de ruta integral promulgada en 2010 con objetivos claros e hitos espec√≠ficos que incluye la colaboraci√≥n activa de los diversos organismos p√ļblicos con funciones espec√≠ficas para alcanzar la meta. La pol√≠tica tambi√©n exige reglamentos y normas que promuevan el uso de las energ√≠as renovables en todos los sectores de la econom√≠a, lo que convierte a Uruguay en un l√≠der en materia de energ√≠a renovable en el Cono Sur. La inclusi√≥n de los sectores energ√©ticos tradicionales en el proyecto piloto de hidr√≥geno podr√≠a ayudar al pa√≠s a alcanzar su objetivo de descarbonizaci√≥n antes de lo previsto.

Como subraya el ejemplo del Uruguay, las pol√≠ticas bien elaboradas y la aplicaci√≥n satisfactoria de los reglamentos son esenciales para atraer inversiones extranjeras y nacionales. Se dispone de la tecnolog√≠a y los recursos necesarios para producir hidr√≥geno limpio. La fabricaci√≥n a escala para lograr la rentabilidad ya se est√° llevando a cabo gracias a los programas de promoci√≥n del hidr√≥geno en todo el mundo. El perfil de inversi√≥n actual y las cantidades en alza para la energ√≠a renovable han mostrado a los numeroso actores y protagonistas ‚Äďdesde Wall Street hasta agencias multilaterales y bancos locales e internacionales‚Äď dispuestos a invertir en tecnolog√≠as renovables, como lo demuestra en particular la escala de los niveles de despliegue de la energ√≠a e√≥lica y solar. Adem√°s, la capacidad potencial de las empresas de petr√≥leo y gas para producir y suministrar hidr√≥geno deber√≠a facilitar y acelerar su adopci√≥n en Am√©rica Latina.

Los gobiernos de toda la región también deberían considerar la posibilidad de participar directamente en el mercado del hidrógeno limpio. Al servir como clientes, los gobiernos pueden seguir apoyando y desarrollando una masa crítica para una rápida adopción mediante la inversión y la modernización de la infraestructura de transporte del Estado. Además, los gobiernos deberían considerar la posibilidad de ofrecer incentivos fiscales a la industria pesada y a los proveedores tradicionales de combustible para que adopten la tecnología. Las lecciones aprendidas del desarrollo de programas exitosos de energía renovable deberían inspirar la voluntad política de hacer del hidrógeno limpio el siguiente eslabón de la cadena para lograr economías de cero carbono para esta generación en toda América Latina.

La crisis originada por la pandemia de Covid-19, junto con la persistente amenaza del cambio climático, hacen que el hidrógeno limpio se perfile como una posible solución para la recuperación energética y económica de la región.